Inicio Noticias de la Iglesia Espiritualidad Liturgia Biblia Conoce y defiende tu fe
Historia de la Iglesia Las Vidas de los Santos Lecturas de la Santa Misa María Radio Catedral Libros


PUBLICIDAD

Sobre la Biblia

Inicio »

¿Por que llamamos a las Escrituras "Biblia"?

Cuando tu ves un libro cualquiera, te fijas ante todo en su título. Luego indagas sobre el autor. Después abres el libro, repasas el índice de materias y finalmente das un vistazo a las páginas. Y si te interesa la obra, la compras para verla detenidamente.

De manera similar nos acercaremos a la Biblia, el libro más importante de mundo. Primero, en este artículo,  nos vamos a detener en el título y en el contenido general de la Biblia. Luego, en otros atículos,  veremos como está dividido el libro. Más tarde, nos fijaremos en el autor y en las circunstancias y vicisitudes por las que ha atravesado con el correr de los tiempos, y finalmente nos detendremos en cada libro, para compenetrarnos del mensaje que sus páginas encierran.

El origen de la expresión Biblia se remonta al segundo libro de los Macabeos (2 Mac 8,23 y Dn 9,2), de texto griego, en el que se llama a las Escrituras Biblia ta agia, esto es Libros Santos. Como la lengua griega era la más utilizada en la iglesia primitiva, la expresión ta Biblia, "los libros", fue la denominación usual entre los primeros cristianos.

En el siglo I, San Clemente Romano, discípulo de San Pablo y cuarto Papa, fue el primero en llamar a la colección de los libros santos ta Biblia. Poco a poco, lo que era un plural neutro griego, ta Biblia (los libros), se comenzó a utilizar como femenino singular latino, Bibliae y así fue adoptándose por las nacientes lenguas modernas.

Hay quien ve su origen en la antigua ciudad fenicia de Biblos, mencionada dos veces en la Sagrada Escritura (Jos 13,5 y Ez 27, 9), pero no parece que exista una verdadera relación entre ambos aspectos.

En cuanto al contenido de la Biblia, podemos considerar dos aspectos:

⋄ Su contenido material, la Bilia es una colección de libros, escritos por diferentes autores, en lenguas épocas y estilos literarios distintos. Con mucha razón, San Jerónimo, traductor de la Biblia al latín, llamó a este libro sagrado la divina biblioteca.
Supongamos que a alguien se le ocurriera coleccionar en un solo volumen todas las obras que se han escrito sobre nuestra historia patria. Tendrìamos un compendio de temas, épocas y escritores con diferentes estilos literarios. Algo similar ocurre con la Biblia, ya que en ella se nos presenta la historia del Pueblo escogido a través de distintas épocas y obras literarias.
⋄ Y su contenido doctrinal, La Biblia encierra toda la historia de la Revelación divina, es decir, "la manifestación que Dios hace de si mismo y del misterio de su voluntad, misterio que no es otra cosa que su plan de salvación para todos los hombres" (Concilio vaticano II).